Tips para una alimentación saludable

  • Debemos tener una alimentación variada, lo que  implica no omitir ningún grupo de alimentos, pues cada uno de estos grupos nos aportan la energía y fibra, las vitaminas y minerales, la proteína y grasas saludables que nuestro cuerpo requiere para su adecuado funcionamiento.
  • Dentro del grupo de Cereales, leguminosas y verduras harinosas, debemos preferir carbohidratos complejos que nos aporten una gran cantidad de fibra. Esto lo logramos al incluir opciones integrales de pan, arroz, pasta y también incluyendo frijoles, lentejas y garbanzos que nos aportan múltiples beneficios a nuestra salud.
  • Consumamos frutas y vegetales frescos y ojalá de temporada. Esto es por varios motivos: Primero tomemos en cuenta que son más económicos, y segundo, son más frescos por lo que su contenido de nutrientes será de mayor calidad. Dentro de lo posible, no les quitemos la cáscara pues generalmente en ella se encuentra la mayor cantidad de fibra.

Busquemos proteínas magras, es decir, con bajo contenido de grasa, como por ejemplo pescado, o el pollo sin la piel, cortes de carne que no tengan grasa visible, sobre todo, busquemos métodos de cocción que no adicionen nada o muy poca cantidad de grasa. Con el caso de los lácteos, debemos procurar que sean bajos en grasa, afortunadamente existen muchas opciones de yogurt y leches que nos permiten seguir este consejo.

La elección de las grasas debe ser saludable también, que nos aporten ácidos grasos insaturados, como el Omega 3, que es fundamental para la salud de nuestro corazón. El aguacate, las aceitunas, el aceite de canola y de oliva son excelentes opciones, sin embargo, se debe intentar sustituir las grasas no saludables por éstas opciones, y no agregarlas como un extra, ya que un exceso de grasa, aunque sea saludable, puede provocar los mismos efectos negativos.

Y acordémonos siempre de tomar agua durante todo el día.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *