Celiaquía, intolerancia ó sensibilidad al gluten. ¿Cuál es la diferencia?

En los últimos años, auto declararse “Celíaco”, o eliminar el gluten de la alimentación se ha convertido para algunas personas en una moda o incluso una manera de manifestar que es diferente. Sin embargo para para las personas que realmente lo son, viven una lucha diaria para obtener productos que cumplan con los requerimientos que necesitan para no sufrir daños en su salud.

En esta nota vamos a reconocer la diferencia entre una persona celíaca, una sensible al gluten y una persona intolerante al gluten. ¡Empecemos!

 

Celiaquía

La enfermedad celiaca (EC) es una afección autoinmune multisistémica, donde se da una inflamación de la mucosa del intestino delgado causada por la exposición al gluten de la dieta. Es de carácter permanente, manteniéndose a lo largo de toda la vida, y se desarrolla en individuos genéticamente susceptibles (Buedo y Buffone, 2014).  La EC es más frecuente en mujeres que en hombres, y es una patología con una fuerte asociación genética.

Manifestaciones Clínicas:

Esta enfermedad se caracteriza por la afectación de segmentos proximales del intestino delgado provocando malabsorción y déficit de hierro, ácido fólico, calcio y vitaminas liposolubles.

-Puede o no haber diarrea, ya que en la mayoría de las ocasiones no se da la progresión de la enfermedad hasta el intestino delgado distal. De esta manera, si sólo está afectado el intestino proximal no desencadena porque los segmentos más distales pueden compensar la absorción de líquido y ciertos nutrientes.

– En los niños la enfermedad celiaca generalmente se manifiesta en forma de diarrea crónica, acompañada de distensión abdominal, y retraso en el crecimiento.

– En adultos se presenta con una frecuencia 2-3 veces mayor en las mujeres que en los varones. La diarrea aparece en el adulto en menos del 50% de los pacientes.

 

Sensibilidad al gluten

Los pacientes con sensibilidad al gluten no tienen la enfermedad celíaca, pero sí experimentan síntomas al comer alimentos que contienen gluten. Puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente en adultos. Además, al igual que los trastornos funcionales del intestino, es más frecuente en mujeres que en hombres (relación hombre-mujer de 1: 2,5).

 

Manifestaciones Clínicas:

Se caracteriza por síntomas que generalmente ocurren poco después de la ingesta de gluten, desapareciendo o mejorando (en cuestión de horas o pocos días) tras la retirada del gluten, pero recurrentes con la exposición al gluten.

La presentación clínica de esta patología es una combinación de síntomas típicos del Síndrome intestino irritable (SII) como el dolor abdominal, alteraciones del hábito intestinal, (diarrea o estreñimiento), distensión abdominal y diversas manifestaciones sistémicas tales como la cefalea, fatiga, dolores musculares o articulares, o entumecimiento de extremidades, dermatitis (eccema o erupción en la piel), la depresión y la anemia.

 

Intolerancia al gluten

Es una reacción de hipersensibilidad al trigo, mediada por inmunoglobulina E (IgE).

La alergia al trigo (AT) se define como una reacción inmunológica adversa al trigo. El trigo es uno de los ocho alérgenos alimentarias mediadas por IgE más comunes.

Los síntomas se desencadenan al poco tiempo (minutos-horas) tras la exposición al trigo.

El contacto con el cereal se puede dar por vía digestiva, respiratoria (conocido como “asma del panadero”) o cutánea.

La AT constituye una alergia alimentaria de hipersensibilidad que se produce por un desequilibrio entre una reacción alérgica y los mecanismos de tolerancia.

Manifestaciones Clínicas:

La ingestión de trigo puede producir manifestaciones cutáneas (urticaria o rash), gastrointestinales (diarrea, vómitos) o síntomas respiratorios (rinorrea, estornudos o broncoespasmo) asociada con la alergia alimentaria. Puede causar anafilaxis, angioedema o shock.

-El asma ocupacional o específicamente, el “asma del panadero”, es una respuesta mediada por IgE a las subunidades inhibidores de trigo amilasa / tripsina en las personas que trabajan con harina de trigo como resultado de dificultad respiratoria y la rinitis.

-La AG es más común en niños, generalmente, se presenta con síntomas inmediatos de urticaria, obstrucción bronquial, náuseas o molestias gastrointestinales.

La hipersensibilidad tardía puede presentarse 24 horas después de la ingestión de las quejas gastrointestinales, prurito o erupción.

 

Referencias

Bevilacqua A., Costabile A., Bergillos-Meca T., Gonzalez I., Landriscina L., Ciuffreda E, D’Agnello P., Corbo M., Sinigaglia M, Lamacchia C. (2016). Impact of Gluten-Friendly Bread on the Metabolism and Function of In Vitro Gut Microbiota in Healthy Human and Coeliac Subjects. Journal Pone, 1-21. Recuperado de: https://doaj.org/article/abd6d2ed0d0441d48663e2990cd5aea3

 

Buedo P. E. y Buffone R. I. (2014). Criterios diagnósticos para la enfermedad celíaca: una revisión actualizada. Revista Clínica de Medicina de Familia7(3), 212-219. Recuperado de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1699-695X2014000300005

 

Food and Drug Administration (FDA). Food Labeling; Gluten-Free Labeling of Foods. Recuperado de: https://www.fda.gov/downloads/AboutFDA/ReportsManualsForms/Reports/EconomicAnalyses/UCM363530.pdf

 

Isasi C., Tejerina Ee. y Morán M. L (2016). Sensibilidad al gluten no celíaca y enfermedades reumatológicas. Rev. Reumatol Clin. 12(1):4–10. Recuperado de: https://www-sciencedirectcom.ezproxy.sibdi.ucr.ac.cr/science/article/pii/S1699258X15000327?via%3Dihub

Jiménez O. A., Martínez G. R., Quiles B. M., Abdel M. J. y González I. M. (2016). Enfermedad celíaca y nuevas patologías relacionadas con el gluten. Nutrición Hospitalaria; 33(Supl. 4):44-48.

 

Landriscina L.  (2016). Study of Chemical, Biochemical and Technological characteristics of Gluten FriendlyTM grains of cereals and derived products. Universidad de Foggia, Italia. Recuperado de: https://fair.unifg.it/retrieve/handle/11369/363318/79213/Thesis%20phD%20Landriscina.pdf

 

Polanco A. I. (2014). Enfermedad celíaca. Rev Lab Clin, 7(4):141- 144.Recuperado de:

https://ac.els-cdn.com/S1888400814000695/1-s2.0-S1888400814000695-main.pdf?_tid=f3dff11c-8b95-496d-94ef-d0e79dca993a&acdnat=1535478438_0cb1cc7cb2940c7b65b245f4c3f8df83

 

 

Real D. E. (2016). Actualización en el diagnóstico de la enfermedad celiaca. Anales de la Facultad de Medicina77(4), 397-402. Recuperado de: http://www.scielo.org.pe/pdf/afm/v77n4/a13v77n4.pdf

 

REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) No 828/2014 DE LA COMISIÓN, Relativo a los requisitos para la transmisión de información a los consumidores sobre la ausencia o la presencia reducida de gluten en los alimentos. Diario Oficial de la Unión Europea. Recuperado de: https://www.boe.es/doue/2014/228/L00005-00008.pdf

 

 

Vaquero L., Álvarez C. B., Rodríguez M. L., Aparicio M., Jorquera F., Olcoz J. y Vivas S. (2015). Revisión de las patologías relacionadas con la ingesta de gluten. Nutrición Hospitalaria, 31(6), 2359 – 2371. Recuperado de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112015000600004

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *