Meriendas que mejoran el metabolismo

Dentro de las principales recomendaciones se encuentra el consumir alimentos nutritivos que normalmente no se consuman en los principales tiempos de comida. Por ejemplo, si le gusta consumir pan al desayuno, lo ideal sería que no lo haga en una merienda y aproveche este tiempo de comida para consumir otro tipo de alimentos como frutas y semillas, que aportan otros nutrientes, como diferentes vitaminas y minerales.

Otra recomendación sería incluir alimentos altos en fibra. Ya que al consumir alimentos con fibra se aumenta la saciedad, haciéndonos sentir más llenos y mejora la digestión. Esto debido a que se requiere más tiempo de masticación y retrasa el vaciamiento gástrico. Igualmente, mediante la ingesta de fibra se aumenta la liberación de hormonas relacionadas con la saciedad, como lo es la colecistoquinina (Sánchez, 2015).

La fibra alimentaria también tiene un papel importante en la prevención y tratamiento de múltiples enfermedades. Por ejemplo, en enfermedades gastrointestinales, la fibra presenta la capacidad de retener agua a lo largo del tubo digestivo mejorando así la consistencia de las deposiciones aumentando la saciedad.

Igualmente, un consumo elevado de fibra en la dieta, principalmente fibra proveniente de semillas o cereales reduce el riesgo de desarrollar obesidad en un 30%, al igual de que que mejora la producción de sales biliares a partir del colesterol, mejorando así los niveles en sangre de dicho parámetro (Sánchez et al, 2015).  La recomendación dietética sería que el alimento a consumir aporte más de 3g.

La tercera recomendación, consiste en ser amables con nosotros mismos. Es normal que, durante algún momento del día, sintamos la necesidad o el deseo de comer alimentos dulces, no obstante, ese sentimiento se puede abarcar realizando elecciones saludables.

En la industria existen alimentos que no contienen azúcares añadidos y que además son a base de productos naturales por lo que son muy beneficiosos para nuestro cuerpo, dentro de estos podemos encontrar a las frutas deshidratadas, como por ejemplo los arándanos, los cuales contienen propiedades antioxidantes importantes, también están las semillas mezcladas con algún tipo de fruta como por ejemplo las semillas de chía y linaza  las cuales además de tener un alto contenido ácidos grasos saludables omega 3 y 6, también contienen un aporte proteico importante  como también el yogurt son algunos ejemplos de alimentos que conformarían una merienda saludable (Jiménez et al, 2013)(Mosquera et al, 2017).

Consejos sobre meriendas para mejorar el metabolismo

  • Consumir alimentos nutritivos que normalmente no se consuman en los principales tiempos de comida.
  • Incluir en las meriendas alimentos altos en fibra.
  • Ser amables con nosotros mismos, consumir alimentos beneficiosos para nuestra salud.

Referencias


 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *