Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa saludable.Estos ácidos ayudan a mantener el corazón sano y protegido contra un accidente cerebrovascular (derrame).

También ayudan a mejorar la salud del corazón si usted ya se tiene una enfermedad del corazón. El cuerpo no produce por sí solo omega 3, por lo que es necesario obtenerlo de la alimentación.1

Las fuentes de omega 3 son los aceites vegetales, el pescado, nueces y semillas, vegetales, yema de huevo, pollo y carne de rumiantes y cerdos.1,2

Los omega 3 proveen múltiples beneficios para la salud:

  • Reducen los triglicéridos y el colesterol total en sangre.1,2
  • Reducen el riesgo de latidos cardíacos irregulares (arritmias). 1,2
  • Disminuyen la acumulación de placa en las arterias. 1,2
  • Ayudan a bajar ligeramente la presión arterial. 1,2
  • Durante la gestación son componentes estructurales del cerebro y de la retina durante el desarrollo del feto.2
  • Durante el crecimiento en niños amamantados o alimentados con fórmulas que contienen DHA (precursor de omega 3) se ha observado una mejor agudeza visual y una mejor capacidad para responder a la luz, lo cual está asociado con una mejor habilidad cognitiva para integrar información.2
  • Son esenciales para un adecuado desarrollo y funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso.2
  • Un bajo consumo de DHA (precursor de omega 3) puede relacionarse con insomnio en niños.2
  • Se ha demostrado que el DHA (precursor de omega 3) tiene efectos protectores contra un aumento en la hostilidad en estudiantes bajo condiciones de estrés.2
  • Bajas concentraciones de DHA (precursor de omega 3) son un indicador útil para predecir mayores problemas de conducta en niños a quienes se les ha diagnosticado el síndrome de déficit de atención con hiperactividad (TDAH).2

Referencias bibliográficas: 1. Wax, E. (2016). Grasas omega-3: buenas para su corazón. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000767.htm 2. Castro-González, M. I. (2002). Ácidos grasos omega 3: Beneficios y Fuentes. Interciencia, 27(3), 128-136.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *