IMPORTANCIA DEL DESAYUNO

 

El desayuno es considerado la comida más importante del día porque interrumpe un período de ayuno prolongado derivado de las horas en las que se está durmiendo. Debe cumplir con una cuarta parte del requerimiento energético del día y que nos brinde los nutrientes necesarios para poder realizar las actividades del día y así rendir en el estudio, estar concentrado en el trabajo y realizar actividad física.
Si no se desayuna, el ayuno se prolonga aún más, por lo que cuando se haga la primera comida el cuerpo va a responder acumulándola en forma de grasa como reserva de energía para prevenir futuras situaciones de ayuno, de manera que hay una mayor probabilidad de aumentar de peso1 y de aumentar el riesgo cardiovascular2 si este hábito se mantiene a lo largo del tiempo.
Cuando no comemos por periodos de tiempo prolongados nuestros niveles de azúcar tienden a bajarse, por lo que el cuerpo tiene como mecanismo de defensa elevar los niveles de azúcar en sangre. De esta manera lo mejor es consumir alimentos que sean absorbidos lentamente con el fin de mantener una glicemia (azúcar en sangre) normal y recibir toda la energía y los nutrientes necesarios para comenzar el día de la mejor manera.
El tiempo es limitado y se sabe que, por las prisas en las mañanas, no hay tiempo de preparar las comidas y se ha comprobado que es común omitir el desayuno3. Por ello es conveniente planear un desayuno fácil, práctico y que cumpla con las necesidades de energía y nutrientes que nuestro organismo requiere.
Para tener un buen desayuno:

Consuma carbohidratos complejos
Es importante consumir cereales integrales como pan, tortillas o productos Nutrisnacks. En las etiquetas se debe reportar que el producto tenga al menos 2,5 g de fibra por porción para que sea fuente de fibra.

Incorpore alimentos con proteína
La proteína proviene de origen animal o vegetal. Se puede incorporar agregando algún lácteo tal como yogurt descremado sin azúcar adicionada, leche descremada o queso blanco bajo en grasa. También, carnes magras (con poca grasa) como atún en agua, pollo o huevo. Además, se puede incluir una fuente de proteína vegetal como frijoles molidos preparados en casa.

 Consuma grasa saludable moderadamente
Escoger alimentos con grasas saludables monoinsaturadas como aguacate o almendras. Incluir grasas polinsaturadas, principalmente omega 3 el cual se encuentra en alimentos como la linaza y chía.

Agregue alimentos con vitaminas, minerales y fibra
Es preferible consumir frutas y vegetales con cáscara o estopa en lugar de solamente el jugo, así se aprovechan todos los nutrientes y la fibra que aporta.
¡¿Y si supieras que hay un alimento que brinda la energía y todos los nutrientes necesarios para tener un buen desayuno?!
Prueba la Galleta de Desayuno Nutrisnacks, la cual es una EXCELENTE FUENTE DE FIBRA, contiene omega 3 y 6, provee más energía para comenzar bien el día y es de larga duración, es decir, te mantiene lleno por más tiempo y mantiene el nivel de azúcar en sangre estable, y además es fuente de hierro.

Referencias bibliográficas:

1. Garcia-Continente, X., Allue, N., Perez-Gimenez, A., Ariza, C., Sanchez-Martinez, F., Lopez, M. J., & Nebot, M. (2015). Eating habits, sedentary behaviours and overweight and obesity among adolescents in Barcelona (Spain). Anales de Pediatría (English Edition), 83(1), 3-10. 2. Cahill, L. E., Chiuve, S. E., Mekary, R. A., Jensen, M. K., Flint, A. J., Hu, F. B., & Rimm, E. B. (2013). Prospective study of breakfast eating and incident coronary

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *