¡INICIÁ EL DÍA CON EL FIN EN MENTE!

 

La rutina matutina tiene un efecto directo en la salud tanto mental como física. La mayoría de las personas empiezan el día de forma apresurada y se van creando hábitos poco saludables que con el tiempo van dejando huella en nosotros. Por eso es tan importante tomarse unos momentos antes de empezar el día para concentrarnos en nuestro cuerpo y nuestra mente.

1. Empieza la noche anterior
La mejor manera de comenzar el día, es terminar la noche anterior de la mejor manera. Planea tus mañanas de antemano, prepara la mayor cantidad de cosas que puedas durante la noche anterior como la ropa de vestir, el desayuno o bien la preparación del almuerzo. Es mejor aprovechar el tiempo de forma tranquila y no correr a último minuto.
2. Desayuna
El desayuno es un tiempo de comida que tiende a omitirse, lo ideal es desayunar antes de salir de casa y formarse el hábito. Un buen desayuno debe aportar al menos un alimento del grupo de los lácteos, una fruta y uno del grupo de los cereales o harinas con fibra como nuestros productos elaborados con cereales integrales. Con el fin de “recargar baterías” y comenzar el día con energía.
3. Medita
Es importante enfocarse primero en uno mismo y luego ocuparnos de todo lo demás. Muchas veces nos levantamos preocupados respondiendo mensajes de texto o revisando el correo electrónico. Dedícate al menos 5 minutos ya sea reflexionando, orando o realizando cualquier actividad que te permita enfocarte en ti mismo.
4. Haz ejercicio
Hacer ejercicio a primera hora de la mañana dará la energía que necesitas para el día. Si no puedes realizar ejercicio en la mañana, hazlo en cualquier momento del día puesto que el ejercicio físico hace que nuestro cuerpo produzca endorfinas, dándonos una sensación de placer, relaja nuestros músculos y nuestra mente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *